Cómo escoger nombre para tu blog

Cuando vamos a abrir un blog, una de las primeras cosas que debemos decidir es el nombre de nuestra bitácora (que no tiene porque ser el dominio del blog). Para mi es una de las tareas previas más complejas que debemos hacer, puede que porque no destaco por mi creatividad. De hecho, cuando decidí abrir mi primer blog, este, un poco por impulso y sin meditar en exceso qué quería escribir, escogí un nombre descriptivo (Reflexions d’una periodista) y un dominio (writtenbynesa.wordpress.com) que permitía muchas temáticas. Vale, nada original y querría cambiarlo, pero ahora, después de tanto tiempo y habiendo conseguido algunas visitas, prefiero dejarlo tal y como está.

Pero bien, ahora tengo en mente abrir un nuevo blog (de temática completamente diferente) y he decidido hacerlo de forma más meditada y, a poder ser tener un nombre más creativo. Todavía no lo tengo (y mira que llevo tiempo dándole vueltas), pero sí que he aprendido en el proceso. Y a pesar de qué no hay una fórmula matemática para que encontrar ese nombre que enganche (¡ojalá existiera!), sí que puedes hacer algunas cosas que te ayuden:

large__14213975887

1. Definir la temática y los objetivos del blog

Lo primero que debes hacer es establecer por qué abres el blog y cuál va a ser su temática. No es lo mismo abrir un blog dentro de tu estrategia de marca personal que abrir otro para compartir tus hobbies de forma amateur.

  • En el primer caso, puede que una buena opción sea utilizar tu nombre propio, como por ejemplo el blog de Jeff Bullas o el de Juan Merodio. En ese caso estás, desde mi punto de vista, lo que quieres es que te reconozcan fácilmente como autor y crearte una imagen como voz autorizada en el sector sobre el que escribes.
  • En cambio, si lo que quieres es que los buscadores te encuentren fácilmente por tu temática, puedes optar por un nombre más descriptivo y que ayude a tu lector a identificar el contenido que va a encontrar. También hay muchos casos en la red de blogs que llevan nombres descriptivos. Por ejemplo Personalización de blogs o Una ventana a Nueva York.  En ambos casos, está muy claro qué tipo de información vamos a encontrar en ese blog: en el primero, recursos para tener un blog y personalizarlo, en el segundo información de Nueva York.

2. Hacer un listado de palabras clave

Entre estas palabras claves puedes encontrar inspiración para el nombre de tu blog. Además, incluirlas en el nombre del blog hará que los buscadores te encuentren más fácilmente. Por ejemplo, si quieres hacer un blog de recetas, incluir palabras como cocina o receta en el nombre sería adecuado. O si es de literatura, en tu listado de palabras clave habrá libros, librería, biblioteca, palabras, leer… ¿por qué no utilizar alguna de ellas? ¿Ejemplos, en ese caso? Valdrían los dos anteriores, pero también otros como éstos:

3. Poner a trabajar la creatividad

Aunque no te consideres una persona creativa (yo no lo soy soy), puedes utilizar técnicas creativas para encontrar un nombre original y diferente.  Puedes hacer brainstorming, asociación de ideas,… En ese caso, puedes tratar tu blog como una pequeña empresa y conseguir una marca que te permita identificarlo rápidamente y diferenciarte del resto. A veces puede ser una palabra que evoque la temática, otras una frase que identifique de forma divertida el contenido, una expresión que identifique alguno de tus rasgos, o hasta puedes inventarte una palabra nueva… Algunos ejemplos:

4. Más consejos

  1. Que el dominio coincida con el nombre del blog. A pesar que no ocurre en este blog, sí que creo que es necesario que el nombre del blog coincida con el dominio. ¿Por qué? Pues porque el nombre que aparece en la cabecera del blog acabará siendo lo que más recuerdo genere y, por lo tanto, será más fácil que tus lectores te localicen si tu dominio es el mismo.
  2. Que nadie más lo esté utilizando. Aunque creas que has encontrado un nombre muy original para tu blog (y domino), comprueba antes que nadie más lo está utilizando.
  3. Que no sea difícil de escribir (así también será fácil de recordar) y ten cuidado con los números y los caracteres especiales. Son dos consejos muy importantes para el dominio. Por ejemplo, la ñ se transformará en n en la dirección web. O establece que pasa si en la unión de dos palabras, se repite la vocal.
  4. Evita marcas registradas en el nombre. Te evitarás problemas legales.
  5. Piensa en otros idiomas. A veces, puedes utilizar una expresión en inglés para el nombre de tu blog. Pero eso sí, ¡que no sea difícil de escribir!
  6. Pide opinión. Antes de utilizarlo, ¿por qué no preguntas a familiares y amigos qué piensan sobre el nombre? Igual te sorprenden con alguna idea genial.

 

¿Quieres saber más? Yo he leído estos artículos

 

Photo credit: danielfoster437 via photopin cc

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s